Jaime Gil de Biedma

Son pláticas de familia

 Poema siguiente

Qué me agradeces, padre, acompañándome
con esta confianza
que entre los dos ha creado tu muerte?

No puedes darme nada. No puedo darte nada,
y por eso me entiendes.

Poema siguiente 

 Volver a
Jaime Gil de Biedma