Humberto Ak-Abal

Piedras

 Poema siguiente

No es que las piedras sean mudas;
sólo guardan silencio.

Poema siguiente 

 Volver a
Humberto Ak-Abal

Comentarios1

  •  
    El príncipe Fito admirable
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.