Homero Aridjis

Y tu amor se denuncia por el canto de un pájaro

 Poema siguiente

Tu nombre repetido por las calles
Tu boca
Tu paso que no es nocturno ni de aurora
Tu voz
Sólo tu ser creciendo en las esquinas
Tu tiempo... tus alianzas
Ahora sentada en espiral
Después el humo.

Poema siguiente 

 Volver a
Homero Aridjis