Genaro Ortega Gutiérrez

Vísceras sin sueño

 Poema siguiente

Puestos a desmitificar
los elementos románticos que acompañaron
aquella pequeña historia,
deberías obligarte a vaciar de recuerdos
las calles sombreadas por la lluvia
y el cansancio.
Libre al fin
de la tarea harto fatigosa
de encajar perfectamente en los axiomas aprendidos,
sometido al número siete,
palpita muy cálido el corazón.

Poema siguiente 

 Volver a
Genaro Ortega Gutiérrez