Francisco Magaña

En el deseo del sueño, 1.1

 Poema siguiente

Se levanta con un sueño entre las manos.
Dice que la palabra se reinventa al ser pronunciada
en la luz que concede la oscurana.
Y cuando le preguntan por la mirada,
responde que la palabra de Dios es el silencio.

Poema siguiente 

 Volver a
Francisco Magaña