Felipe Benítez Reyes

LA CONDENA

 Poema siguiente


El que posee el oro añora el barro.
El dueño de la luz forja tinieblas.
El que adora a su dios teme a su dios.
El que no tiene dios tiembla en la noche.

Quien encontró el amor no lo buscaba.
Quien lo busca se encuentra con su sombra.
Quien trazó laberintos pide una rosa blanca.
El dueño de la rosa sueña con laberintos.

Aquel que halló el lugar piensa en marcharse.
El que no lo halló nunca
es un desdichado.
Aquel que cifró el mundo con palabras
desprecia las palabras.
Quien busca las palabras lo cifren
halla sólo palabras.

Nunca la posesión está cumplida.
Errático el deseo, el pensamiento.
Todo lo que se tiene es una niebla
y las vidas ajenas son la vida.

Nuestros tesoros son tesoros falsos.
Y somos los ladrones de tesoros.

Poema siguiente 

 Volver a
Felipe Benítez Reyes

Comentarios2

  • Angie PARA MI ESTE MAN ES UN TESO POR QUE ME PARECE EXELENTE LA FORMA DE TRANSFORMAR LAS PALABRAS EN UNA OBRA LITERARIA TAN TRANSPARENTE
  •  
    Xabier Abando Con cuatro pinceladas impresionistas, Felipe Benitez dibuja (me sugiere), de forma más nítida que difusa, el paisaje de la insatisfacción de la posesión lograda y la pulsion del deseo insatisfecho. Somos complicados. Somos así.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.