Federico Hernández Aguilar

Paradoxa Prima

 Poema siguiente

Vivir es adaptar nuestros antojos
al ritmo del temor a la ventaja,
y vive aquel que marcha tras la paja
que pesa como viga en sus dos ojos.

Mas saber de ignorancias y de abrojos
en nuestra candidez no hace rebaja:
Corremos de ambición por la migaja
¡sin hambre de verdad y siendo cojos!

Es acto de buen juicio recordar
que el hombre, en su brillante trajinar,
no marcha si no marcha ingenuamente.

Y es una paradoja el aceptar
que en la comba vulgar de cada frente
existe una verdad impertinente.

Poema siguiente 

 Volver a
Federico Hernández Aguilar

Comentarios1

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Magnifico soneto de reflexión, en donde algunos reframes quedan convertidos en parábolas.

    Felicitaciones.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.