Eloísa Sánchez Barroso

Tendré que volverme de regreso...

 Poema siguiente

Tendré que volverme de regreso,
reclamando nada...
Y las vides se agostan en mis brazos,
y los pámpanos marchitos
se aferran a mis pechos.
Y un extraño pájaro —en su garganta herido—
entre mis dedos se muere, se muere, se muere...

Poema siguiente 

 Volver a
Eloísa Sánchez Barroso