Antonio Machado

El mañana efímero

 Poema siguiente



La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su marmol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
En vano ayer engendrará un mañana
vacío y por ventura pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia realista
un poco al uso de París pagano
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.

Poema siguiente 

 Volver a
Antonio Machado

Comentarios3

  •  
    elcaminante ke razon tenia ese hombre lastima que no viviera para ver esa españa que despierta aun de su letargo
  •  
    gilbertomg El mañana efímero. O sea, un mañana que dura poco tiempo, breve, fugaz, pasajero, transitorio. Deseo que el presente de España logre un futuro mejor para ese país, próspero y feliz. Y que ese futuro exitoso sea perpetuo. Y deseo el legado de Antonio Machado sirva para conseguir tal objetivo.
  •  
    CarmenK Estoy harta de ver el mismo error en este poema. El cuarto verso no es "de espíritu burlón y alma inquieta", sino "de espíritu burlón y de alma quieta". El error se repite y nadie observa que cambia por completo el significado de la descripción que Machado hace de una sociedad inmovilista y vegetativa, que no ha de tener precisamente un "alma inquieta" sino todo lo contrario.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.