Eduardo Milán

Cuando ya no hay qué...

 Poema siguiente

Cuando ya no hay qué
decir, decirlo. Dar
una carencia, un hueco en la conversación,
un vacío de verdad: la flor,
no la idea, es la diosa de ahí.

Poema siguiente 

 Volver a
Eduardo Milán