Delfina Acosta

La novia viene a caballo

 Poema siguiente


Fue un veintisiete de mayo
del año sesenta y cinco.
La novia, blanca, venía,
con su escotado vestido.
Montaba un negro caballo
que dio un peligroso brinco
emparejando cabeza
con otro del monaguillo
para dejar rezagado
al potro de su marido.
Jinetes de recia estampa
lanzaban al viento tiros
de sus lustrosos revólveres
amedrentando a un mendigo
que confundía a la novia
con la madona en el limbo.
Algún disparo con arma
fue de ladrido en ladrido
de perros que no cedían
el paso a aquel recorrido
de los caballos ansiosos
de zambullirse en el río.
Fue un veintisiete de mayo
del año sesenta y cinco.
¡Jamás mujer más hermosa
yendo a su boda yo he visto!

Poema siguiente 

 Volver a
Delfina Acosta

Comentarios1

  •  
    OiramZ Hermoso poema, con tintes muy a lo García Lorca...
    me encantó por ello, creí que ya te conocía.

    Un beso hermosa.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.