David Escobar Galindo

PARÁBOLA

 Poema siguiente


El sol se pierde —moneda de fuego
en su ciega alcancía.
Duerme el tesoro, luego, en el pleno sosiego,
hasta que lo descubre, de pronto, en el hondón,
el picapedrero del día.

(Tal le pasa al maduro corazón).

Poema siguiente 

 Volver a
David Escobar Galindo