Claudio Rodríguez

SIN ADIÓS

 Poema siguiente


Qué distinto el amor es junto al mar
que en mi tierra nativa, cautiva, a la que siempre
cantaré,
a la orilla del temple de sus ríos,
con su inocencia y su clarividencia,
con esa compañía que estremece,
viendo caer la verdadera lágrima
del cielo
cuando la noche es larga
y el alba es clara.

Nunca sé por qué siento
compañero a mi cuerpo, que es augurio y refugio.
Y ahora, frente al mar,
qué urdimbre la del trigo,
la del oleaje,
qué hilatura, qué plena cosecha
encajan, sueldan, curvan
mi amor.

El movimiento curvo de las olas,
por la mañana,
tan distinto al nocturno,
tan semejante al de los sembrados,
se va entrando en
el rumor misterioso de tu cuerpo,
hoy que hay mareas vivas
y el amor está gris perla, casi mate,
como el color del álamo en octubre.

El soñar es sencillo, pero no el contemplar.
Y ahora, al amanecer, cuando conviene
saber y obrar,
cómo suena contigo esta desnuda costa.

Cuando el amor y el mar
son una sola marejada, sin que el viento nordeste
pueda romper este recogimiento,
esta semilla sobrecogedora,
esta tierra, este agua
aquí, en el puerto,
donde ya no hay adiós, sino ancla pura.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Claudio Rodríguez

En YouTube

Caminante no hay camino, de Antonio Machado



Suscribirse:

Comentarios4

  •  
    Rafael Merida Cruz-Lascano Precioso poema me encantó su cadencia.

    Felicitaciones.
  •  
    felipe gonzalez mer Bello poema, inspirado por el mar.
    " Que distinto el amor es junto al mar "
    Cierto, todo puerto,
    todo mar tiene su encanto
    y es mayor si ahí vive,
    la mujer de tus sueños
  •  
    Nhylath El mar es y será siempre inspiración del alma enamorada! ¡Oh mar!.,,,cuanto disfruto de tus aguas transmitiendome esas energías que traspasan mi piel!
  •  
    yosoyelquesoysiempre Poema concebido con toda la magia que puede emanar de una pluma recorrida y en grado sumo culta. El Amor y el Mar, éste, igual que el primero, se acerca y se aleja en medio del oleaje; así mismo sucede con nuestras relaciones, las de pareja, un día decimos adiós y nos retiramos de la playa donde tanto soñamos, y así termina nuestro mar tantas veces picado y furioso.

    Muy bien poeta, mis respetos.

    Condorandino
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.