Repasamos expresiones en nuestro Taller literario

En nuestro Taller Literario repasamos algunas expresiones en español que no siempre utilizamos correctamente.

Repasamos expresiones en nuestro Taller literario
 
 
Hoy toca un nuevo texto para nuestro Taller Literario. En esta ocasión vamos a repasar algunas expresiones y términos que no siempre utilizamos de forma correcta.
Este artículo, al igual que todos los de esta sección, hace pie en artículos oficiales. En esta oportunidad de la Página del Español Urgente, que nadie debería desconocer.
Te invitamos también a visitar nuestra sección de taller donde puedes encontrar una gran variedad de artículos sobre ortografía y gramática.
 
 

Cuando nos encaramos con alguien

El verbo «encararse» se usa en una de sus acepciones con el sentido de ‘colocarse frente a otra persona’ con una actitud firme para exigirle algo.

Este verbo debe acompañarse de la preposición ‘con’ y es importante recordar esto para no cometer errores en el habla. Cabe mencionar que, de un tiempo a esta parte es sumamente común encontrar esta expresión encabezada por otras preposiciones, tales como ‘a’, ‘contra’, pero es totalmente incorrecto.

Este error nace de una confusión. Se usa el verbo de forma similar a «enfrentarse», que tiene un significado parecido y que puede introducirse con preposiciones tales como ‘contra’ o ‘a’.

Estar atentos para evitar cometer errores como éste es muy importante.

Repasamos expresiones en nuestro Taller literario

Diferencias de sentido entre ‘bimensual’ y ‘bimestral’

Muchas veces estos dos conceptos se usan de forma indistinta, aunque sus significados difieren en cierta medida.

El término «bimensual» hace referencia a algo que tiene lugar dos veces al mes. Por su parte, «bimestral» se usa para denominar a aquello que ocurre cada dos meses; este término denomina el período de tiempo transcurrido entre dos meses. Como verás el significado es bastante diferente.

Lo mismo ocurre con los términos «anual» y «bianual». Mientras que las cosas que tienen lugar una vez al año se clasifican con el término «anual», las que suceden dos veces al año son «bianuales». Asimismo, lo que ocurre cada dos años se denomina «bienal». Esto último es fácil recordarlo si nos aferramos al concepto «bienio», que es el sustantivo que engloba el período de dos años, al que le corresponde el adjetivo «bienal».

Otro concepto que no vendría mal aclarar es «quincenal» (que ocurre dos veces al mes, cada quince días). Si bien podría parecernos un término intercambiable con «bimensual» no es así en todos los casos. Si estamos refiriéndonos a algo que sucede en un día de la semana alterno (por ejemplo, los lunes alternos de cada mes) es algo quincenal. Pero el concepto no es válido para referirse a algo que sucede en días específicos del mes entre los cuales no haya una distancia de quince días (por ejemplo, algo que sucede los 3 y los 8 de cada mes); en estos casos el término válido es «bimensual».

Y siguiendo en esa línea podemos hacer otra aclaración. No es lo mismo «semestral» que «bianual», no son conceptos intercambiables. Algo que ocurre cada seis meses es «semestral». Como el año tiene 12 meses, podría ser equivalente a «bianual», pero si es un hecho que se repite el mes 1 y el mes 10 no es semestral (que debe suceder con seis meses de distancia).

Tener en cuenta estos conceptos puede sernos de gran ayuda para comunicarnos de una forma más efectiva.

Repasamos expresiones en nuestro Taller literario

Cuando no tenemos dudas

Un error frecuente en nuestra comunicación es el empleo de frases cruzadas con un sentido incorrecto. Es lo que ocurre con expresiones como «caber la más menor duda» de uso sumamente común pero de construcción incorrecta.

El uso correcto de esta expresión, para expresar que no sentimos inquietud respecto a un tema, es «la más mínima duda» o «la menor duda», pero no la fusión entre ambas.

En el diccionario esta locución adverbial «caber duda» significa ‘ser algo indiscutible’ y puede enfatizarse con el término «mínima», «menor» o «ninguna», dependiendo de la expresión que se desee formar.

Así tenemos:

Asimismo, conviene recordar que todas estas expresiones se acompañan de la preposición «de», incluso cuando deseamos introducir una expresión encabezada con la conjunción «que». Así, escribiríamos:

Repasamos expresiones en nuestro Taller literario



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.