Pronombres numerales

Después de varios días de no hacer mención alguna a los diversos tipos de pronombres existentes, hoy vamos a retomar la temática a través de los pronombres numerales, aquellos que constituyen el núcleo de un sintagma nominal e indican la cantidad del sustantivo al que sustituyen.

Esta clase de pronombre, de acuerdo a las particularidades que presente, puede ser clasificada como numeral cardinal y numeral ordinal u ordinario.

Es importante tener en cuenta que, en ambos casos, los pronombres conservan las mismas formas que los determinantes numerales pertenecientes a su respectiva categoría. Es decir, mientras los cardinales mencionan la cantidad exacta de un sustantivo sin que éste aparezca en la oración, los ordinales se utilizan para marcar el lugar que un objeto ocupa en una serie ordenada que puede hacer referencia a personas, animales o cosas pero sin la necesidad de que alguno de ellos deba ser mencionado en el enunciado en cuestión.

A continuación aparecerán publicados varios ejemplos a través de los cuales, sin duda, resultará más simple comprender la función y las características de los pronombres numerales:

“Tengo tres” (en referencia a “Tengo tres hijos”)
“Te agradezco, ya comí dos” (por “Te agradezco, ya comí dos peras”)
“La maestra dijo que este año necesitaremos cinco” (“La maestra dijo que este año necesitaremos cinco manuales”)
“La vecina cumplió cuarenta” (“La vecina cumplió cuarenta años”)
“La terraza está en el sexto” (“La terraza está en el sexto piso”)
“Me decepcionó haber llegado segundo” (“Me decepcionó haber llegado en segundo lugar”)
“Tómalo. Si quiero me puedo comprar diez mejores” (“Tómalo. Si quiero me puedo comprar diez muñecos mejores”)
“Iván está enamorado de la maestra de quinto” (“Iván está enamorado de la maestra de quinto grado”)



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.