Palabras parecidas con significados diferentes

Palabras parecidas con significados diferentesHoy les traigo otro texto sobre lenguaje. En esta oportunidad hablaremos sobre algunas palabras y expresiones que suelen resultar confusas y que, por ende, muchas veces utilizamos de forma equívoca.

Las formas conjugadas del verbo ‘abolir’

Comenzamos con algunas nociones sobre el verbo ‘abolir’. Aunque hasta hace un tiempo se consideraba que este verbo pertenecía al grupo de los defectivos, esto no es del todo correcto. Cabe aclarar que éstos son aquellos que no poseen una conjugación completa ya que carecen de ciertas formas personales en algunos de los tiempos verbales.

El verbo ‘abolir’ es regular y puede conjugarse en todas sus formas y tiempos verbales; lo que ocurre es que en algunos casos resulta un poco extraña la formación del verbo y de ahí que en la mayoría de los textos sólo se encontraran las formas que tienen i en la desinencia, tales como ‘abolís’, ‘abolí’ o ‘aboliré’. Esta ausencia de otras formas en los textos llegó a colaborar con la formación de la idea de que pertenecía a la lista de verbos defectivos. No obstante, con el paso del tiempo se ha ido reafirmando como un verbo regular que admite todas sus formas y conjugaciones. Aunque, debe subrayarse que siendo un verbo regular, es importante respetar la conjugación como tal.

Incorrecto: «Abuelen la política del hijo único en China».
Correcto: «Abolen la política del hijo único en China».

Palabras parecidas con significados diferentes

Diferencias entre cancerígeno y canceroso

Ahora vamos a meternos de lleno en dos términos que a veces se utilizan de forma indistinta pero cuyos significados se diferencian en un pequeño matiz. ¡¿Y qué sería de la vida y la literatura sin los matices?! Atentos a no cometer este pequeño-grave error al comunicarnos.

‘Cancerígeno’ y ‘canceroso’ son dos adjetivos que suelen aparecen en oraciones con idéntico significado; sin embargo tienen acepciones diferentes. Algo es ‘cancerígeno’ cuando produce o favorece el desarrollo del cáncer, mientras que el adjetivo ‘canceroso’ hace referencia a algo perteneciente o relativo a dicha enfermedad. Podríamos decir que un alimento es cancerígeno pero no podemos utilizar este adjetivo para referirnos a un tumor maligno, en tal caso debemos adoptar el segundo adjetivo; que sirve para referirse directamente a una célula que ha sido atacada por esta enfermedad (tumor).

Pese a este pequeño matiz que cambia rotundamente el significado de los términos, no es raro encontrarse con un mal uso de él en diversos medios de comunicación.

Incorrecto: «Algunos alimentos cotidianos pueden ser cancerosos».
Correcto: «Algunos alimentos cotidianos pueden ser cancerígenos».

Cabe mencionar que el término cancerígeno también puede reemplazarse por carcinógenas, ofreciendo el mismo significado que ésta.

Diferencias entre ‘saharaui’ y ‘sahariano’

Otros dos conceptos que suelen utilizarse de forma indistinta pero que ofrecen diversos significados son ‘saharaui’ y ‘sahariano’. ‘Saharaui’ es un concepto que se utiliza para referirse directamente a la provincia del Sáhara Occidental, que formaba antiguamente parte del territorio español y que ahora se llama República Árabe Saharaui Democrática. Por su parte, ‘sahariano’ es un concepto más abarcativo que sirve para referirse a aquello relacionado con el desierto del Sáhara. Si bien también puede servir como un sinónimo de Saharaui no expresa exactamente lo mismo; evidentemente, no podemos utilizar el primer concepto en lugar del segundo.

Cabe mencionar que hay también otro adjetivo que deriva de Sáhara que sirve para referirse a las cosas pertenecientes a ese lugar no así a las personas. Dicho adjetivo es ‘sahárico’ y tiene un uso minoritario. Por otro lado, es importante tener bien claro que el termino ‘saharahui’ no existe, aunque muchas veces aparece incluso en la prensa escrita. ¡Atención con estas pequeñas acepciones!

Palabras parecidas con significados diferentes

‘Mil’ como adjetivo y sustantivo

Y ahora pasamos a una expresión que utilizamos mucho y no siempre de la forma adecuada. No es lo mismo decir ‘tres mil personas’ que ‘tres miles de personas’; esta última forma es incorrecta, aunque muchas veces nos topamos con ella tanto en la calle como en los medios de comunicación.

Si queremos expresar una cantidad exacta debemos usar el adjetivo numeral mil y no, como a veces sucede, el sustantivo ‘miles’ ya que éste sirve para dar idea de inexactitud. Es importante estar atentos en estas situaciones porque un pequeño detalle puede malograr nuestro empeño de comunicación correcta.

Incorrecto: «Un negocio lucrativo que deja anualmente ganancias por nueve miles de millones de dólares».
Correcto: «Un negocio lucrativo que deja anualmente ganancias por nueve mil millones de dólares».

Según la estipula la Gramática de nuestro idioma en este tema ‘mil’ cumple su función de adjetivo si se encuentra dentro de un numeral concreto y complejo; su grafía indica, además, que debe escribirse separado del resto de los numerales que lo acompañan.

Incorrecto: «Tresmil presos».
Correcto: «Tres mil presos».

Cabe mencionar, sin embargo, que ‘mil’ también puede funcionar como un sustantivo; esto sucede cuando el grupo de personas o cosas a las que representa no es exacto. Su forma plural es ‘miles’.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy. No se olviden de pasarse por la Página del Español Urgente y por nuestro Taller Literario, donde podrán encontrar toda serie de consejos relacionados y ahondar en estos y otros conceptos vinculados al lenguaje.

Palabras parecidas con significados diferentes

 

Comentarios2

  • Rapsodico

    Aprendida la nueva lección. Me encanta levantarme y "meterme un chute" del uso correcto de la lengua. Un abrazo, Tes.

  • La Pilarica

    Muchas gracias por aporte, sera de gran ayuda. Un abrazo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.