Las leónidas, tardear y riesgo de muerte: escritura y usos correctos

Las leónidas, tardear y riesgo de muerte: escritura y usos correctosHoy les traigo un nuevo artículo sobre lenguaje. En esta oportunidad hablaremos del fenómeno astrológico leónidas y su escritura, del significado del verbo tardear y de la expresión ‘riesgo de muerte’. Espero que les resulte interesante. Y no se olviden de pasarse por nuestra sección de Taller Literario donde encontrarán muchos textos más del estilo.

Fenómeno conocido como leónidas

En estos días muchos medios se han hecho eco de la lluvia de estrellas, a raíz de este fenómeno que ocurre cada noviembre y cuyo nombre es las leónidas. Por esta razón en la Página del Español Urgente han publicado algunas aclaraciones respecto al concepto y su escritura que me han parecido muy apropiadas y que quiero compartir con ustedes. La pregunta clave es: ¿el nombre de este fenómeno deberíamos escribirlo con mayúscula?

Según leemos en el Diccionario de María Moliner, del español y sus usos, leónidas es una voz que se define como ‘estrellas fugaces cuyo punto de irradiación está en la constelación de León‘ y, al tratarse de un nombre común descriptivo, debe escribirse en letra minúscula.

Es importante señalar que no se trata de un objeto astronómico único, bien diferenciado de los otros, como puede ser el Cometa Halley, sino que es un fenómeno astronómico que puede adquirir muchas formas diferentes, por lo tanto el uso de las mayúsculas es incorrecto; del mismo modo que no deberían utilizarse las mayúsculas cuando se habla de otros fenómenos como la aurora o los eclipses.

Pese a ello, en muchos medios lo hemos visto escrito con capital mayúscula, así que debemos estar atentos para no cometer los mismos errores.

Incorrecto: “La lluvia de las Leónidas llegará a su máximo de actividad en la noche del 17 al 18 de noviembre“.
Correcto: “La lluvia de las leónidas llegará a su máximo de actividad en la noche del 17 al 18 de noviembre“.

Las leónidas, tardear y riesgo de muerte: escritura y usos correctos

Tardear y tardeo: ir de tapas por la tarde

Ahora pasemos a un verbo que en verano se utiliza mucho: tardear. Para muchos quizás sea un concepto desconocido, otros lo vendrán utilizando sin saber bien cómo surgió y para qué sirve exactamente.

El verbo tardear se utiliza para hacer referencia a la actividad que realizamos cuando vamos a tomar algo o a tapear (picar) por la tarde. Existe a su vez el sustantivo tardeo que sirve para referirse al momento del día en el que se realiza esa acción.

Los países en los que más se han popularizado estos términos son España y Colombia. Generalmente se utiliza en el lenguaje coloquial para referirse a irse de copas o copas por la tarde mientras se realizan otras actividades lúdicas. Es una forma de expresar que el ocio se adelanta para extinguirse antes de que se haga de noche.

Si buscamos el término en el diccionario, la definición que encontramos es:

De todas formas, no hay que confundirse; el nombre de esta actividad no le viene dado por la definición de este verbo sino por la hora del día en la que se realiza la acción (la tarde). De hecho, el diccionario de americanismos ya recoge esta acepción y estimamos que pronto lo hará el DRAE, teniendo en cuenta que ya ha aceptado otros conceptos de origen similar como veranear o veraneo. Cabe mencionar que tratándose de un término nuevo sería conveniente que se escribiese entre comillas o con letra cursiva para evitar confusiones con el significado definido en el diccionario académico.

Las leónidas, tardear y riesgo de muerte: escritura y usos correctos

Riesgo o peligro de muerte

Por último vamos a adentrarnos en tres expresiones que se utilizan en contextos similares aunque cada una tiene su matiz. Se trata de ‘riesgo de muerte’, ‘riesgo para la vida’ y ‘riesgo de vida’, ¿cuál de ellas es la más apropiada para referirse a alguien cuya vida corre peligro?

Si entendemos como riesgo a ‘la posibilidad de que ocurra algo malo‘ nunca debemos utilizarlo en un sentido positivo. En el caso de la posibilidad de perder la vida, el riesgo no es de la vida sino la muerte (la pérdida de la existencia), por lo tanto es impropio fusionar ambos conceptos (riesgo-vida). No obstante, se ha extendido de forma masiva el uso incorrecto y, al día de hoy, muchas personas utilizan estas tres frases de forma indistinta.

De todas formas existe un pequeño detalle, dependiendo de la forma en la que construyamos la frase podemos referirnos al daño que se sufre o aludir a quién es el que lo sufre; en este último caso utilizaremos las preposiciones ‘en’ y ‘para’ y sí podremos decir ‘riesgo para la vida’ o ‘riesgo en la vida’. ¡Curiosidades del lenguaje! Cabe mencionar también que en algunos casos se puede reemplazar ‘riesgo de muerte’ por ‘peligro de muerte’, con el mismo significado.

Incorrecto: “Ningún pasajero corre riesgo de vida“.
Correcto: “Ningún pasajero corre riesgo de muerte“.

Y hasta aquí nuestro granito de arena para aprender a utilizar mejor las palabras y las expresiones de nuestro idioma.

Las leónidas, tardear y riesgo de muerte: escritura y usos correctos

Comentarios2

  • Rapsodico

    Interesantísima lección la de hoy. Desconocía el uso del verbo tardear y del sustantivo tardeo. Gracias una vez más por tan ilustrativos artículos, Tes. Un abrazo.

  • El Ángel Solitario

    Muchas gracias por estas aclaraciones.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.