Estereotipos sociales

Antes de comenzar a analizar las características y las clases de estereotipos sociales existentes, es fundamental tener en claro qué es un estereotipo. Según la Real Academia Española (RAE), este concepto define a una imagen o idea aceptada, por lo general, por un grupo o sociedad con carácter inmutable.

Este pensamiento colectivo que se transmite de generación en generación suele estar vinculado a ciertos prejuicios que surgen a partir de una errónea generalización sobre cuestiones étnicas, religiosas, sexuales y hasta nacionalistas. En este contexto, se pueden citar a modo de ejemplo frases como “los judíos son avaros”, “los ingleses son distantes”, “los árabes son terroristas”, “los gitanos son delincuentes”, “los homosexuales son promiscuos”, “los gallegos son brutos”, “los chinos abren supermercados y los japoneses, tintorerías” y “los argentinos son todos fanfarrones”.

En lo que respecta al plano social, estas ideologías giran en torno al nivel económico o, como su nombre lo indica, a la condición social de un grupo en cuestión.

Frases como “las rubias son tontas”, “los adolescentes son irrespetuosos”, “los que viven en la villa son todos delincuentes”, “los rockeros son drogadictos” y “la gente rica es insensible” son algunos de los ejemplos que se enmarcan dentro de la categoría de estereotipo social y que, por supuesto, no son verdad o, al menos, no existe ningún parámetro que pueda utilizarse para confirmar las creencias mencionadas.

Demás está decir que, aunque el pensamiento popular no deje lugar para las excepciones, la inteligencia no está determinada por el color de pelo de una persona, el respeto no depende de la edad, en los barrios humildes (o villas de emergencia) no todos los habitantes son ladrones, no todos los músicos vinculados al mundo del rock son adictos a las drogas y tampoco todos los ciudadanos de alto poder adquisitivo carecen de sensibilidad.

Comentarios1

  • TCM

    esta lectura es muy interesante, son pocas las lecturas que te explican un tema de forma interesante, íntegra y completa. Ahora que ya tenemos una vision más clara sobre el tema es momento de abolir los estereotipos, porque la mayoria de ellos nos llevan a prejuicios insulsos y hasta groseros



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.