Casos ergativo y absolutivo

La gramática contempla diversas asignaciones o formas cuyas características varían de acuerdo al caso en cuestión. En los idiomas ergativo-absolutivos, por ejemplo, para marcar el sujeto de un verbo transitivo se emplea el caso ergativo. Por el contrario, el caso absolutivo se caracteriza por marcar el sujeto de los verbos intransitivos así como el objeto de los verbos transitivos. En el náhuatl, una lengua uto-azteca que se habla en México y en Centroamérica, es común utilizar el término “absolutivo” para hacer referencia a la oposición poseído/no poseído de los nombres.

Una de las pocas lenguas europeas con caso ergativo es el vasco, ya que en él, las oraciones transitivas poseen una marca formal hacia el participante más activo (correspondiente al sujeto) para distinguirlo del objeto de un proceso transitivo como así también del argumento referente al sujeto de un verbo intransitivo.

El marcado de este caso mencionado es muy detallista debido a que el ergativo se aplica a todos los tipos y combinaciones de sustantivos, no distingue tiempos, aspectos ni modos y está presente en todos los tipos de oración, ya sean principales, subordinadas, finitas o infinitas.

Asimismo, en euskera el sustantivo mutil (“muchacho”) adquiere la desinencia absolutiva singular “-a” tanto como sujeto de la oración intransitiva como objeto de la oración transitiva, tal como se puede apreciar en el siguiente ejemplo:

“Mutila etorri da” (“El muchacho ha venido”)
“Irakasleak mutila ikusi du” (“El maestro ha visto al muchacho”)

Comentarios1

  • maria rosa epifanio

    NO ME QUEDO CLARO PERDONEN MI IGNORANCIA PERO TENDRE QUE INVESTIGAR MAS SOBRE ESTO NO LO ENTENDI. DISCULPENME



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.