Komodo

Tu voz...

Tu voz en mis oidos
son mi dulce delirio
el abrazarte y amarte
son mi verdadero exilio.

Mi deceo corporal
te pide a gritos,
no de tristeza,
no de desquicio,
tan solo te deceo
como la noche al frio.

Tu voz me tranquiliza
tu voz me alienta,
tu voz me eleva
hasta hacer escuchar mi latido
para llegar hasta el alva!

Pero veo como te miran
al pasar las flores
hojas, nardos y blancos lirios,
te recorren mi dulce niño.

Quiero esperar al caer la tarde
y tomados de la mano al abrazarte
conjugaresmos pasados y presentes
de nuestras almas al redimirse.

Tu voz en mis oidos
son mi dulce delirio
el abrazarte y amarte
son mi verdadero exilio.

Comentarios6

  • Oscar Jossiee

    Muy bonito poema, muy ritmico con su rima pura y apaciguante, te felicito por tan bello escrito... Saludos,

    Tu amigo

    Oscar Jossiee

  • Belial Luzbel

    me resultó tan suave cada palabra usada. Te felicito. Sigue escribiendo asi.

    Saludos,
    B_A

  • el duende

    Muy bonito y sentimental tu poema, gracias,,,saludos

  • johlotuc

    es un poema muy romantico... me ha encantado el inicio y el final de tu poema...

    Tu voz en mis oidos
    son mi dulce delirio
    el abrazarte y amarte
    son mi verdadero exilio

    que bellas palabras.... saludos

  • eduardoiv

    Es un poema ritmico, diciente, que nos llega a muchos, muy lindo te felicito.

    Carlos Eduardo

  • Veruska

    Haces un bello agasajo a la voz del ser amado, cuya voz es música que deleita nuestros oídos,
    nos hace transitar por la flores, nos sumergimos en sueños, ilusiones y quimeras.
    Y cuando no la escuchamos esperamos con afán, contando horas, minutos y segundos.

    Su lírica está impregnada de fragancias sosegadas.

    Fue agradable leer tu lírica. Felicitaciones.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.