ninfadora

A MEDIA LUZ



La vela que alumbra estas cuatro paredes,
Ya se ha consumido ya se ha desvanecido
En el vapor soberbio de mi carne,
Y te embelesas al recorrido impune y sexual
De tu silentes ojos.

Te has metido sosegado y sin suspiro en mi alcoba,
Dejando que tus manos me desnuden indiscretas
Haz vivificado mi lecho con tu cuerpo misterioso y desnudo;
Mientras la luz de la luna penetra serena por las rendijas,
Y nos abraza dulce entre las sombras de la noche

Has dejado caer silenciosas las gotas tibias de tu aliento,
En la línea fina de mi cuello
y la apertura susurrante de mi boca,
Y mi piel ya se sonroja, ya se siente febril
Al sentirte exaltado y impetuoso
recorrerme de apoco en poco;
En la penumbra oscilante de la noche.

Con esta luz de luna tejida de bronce me extasías…
Cuando tu lengua lenta y fresca toma a su antojo y placer,
Esas montañas sonrosadas que se erizan,
Al recorrido insistente y acompasado de tu boca

Viajas por la hechura de mi cuerpo mojado
y sosegado en tu sudor,
Cuando al roce de las puntas suspicaces de tus dedos
Se estremece y se entrega entre tus labios
el capullo más ansioso,
Excitado y palpitante de mí ser….
Ese capullo delicado que has abierto contundente con tu miel.

En esta luz reposada de la noche me siento abierta a ti,
Las alas de mi cuerpo vuelan encendidas a cada roce sublime,
Delicioso y ardoroso de tu cuerpo varonil…
Ya estas tan cerca que mis piernas ya se abren acompasadas,
Al sentir dentro de mi ese vaivén jadeante de tu sólida
Y erguida, inexorable y erecta virilidad.

Esa virilidad perfecta que se adueña de mis adentros,
Y me hace bailar ese tango exquisito de sexualidad
Que escuece delirante mis sentidos,
Me roba con sensualidad desorbitada cada gemido.

En esta noche sublime de placer,
Cuando somos dos febriles bailarines del sexo,
Nos hemos bebido las mieles del calor…
Bailando sin pecado, sin temor e inexplicable posesión,
El tango infinito del fuego y del celo.
En una media luz de luna nos hemos hecho el amor,
Nos hemos poseído los dos,
Hemos bailado sin descanso…
Nos hemos bañado en una entrega, en una pasión,
Bailando finamente ese tango de erotismo,
A luz sigilosa de la noche y de la luna,
Hemos bailado en desnudes absoluta,
Recorriéndolo….
Todo…
Sintiéndolo…
Todo…
Unidos los dos…
A media luz.

Comentarios5

  • GITANA DULCE

    MUY BELLO TU POEMA AMIGA MIA,
    ME HA GUSTADO
    ABRAZOS DE GITANA

    • ninfadora

      ¡holaaa! amiga
      mil gracias por tu gentil comentario
      perdona la tardanza no he tenido todo el tiempo para estar en este espacio mi trabajo me ha ocupado demaciado.
      un beso y un abrazo

      • GITANA DULCE

        NO TE DISCULPES, PRIMERO EL TRABAJO LUEGO LO DEMAS JAJAJA
        ABRAZOS DE GITANA AMIGA MIA

      • saltamontes

        Y todo a media luz,
        que es un brujo el amor,
        a media luz los besos,
        a media luz los dos.
        Y todo a media luz
        crepúsculo interior.
        ¡Qué suave terciopelo
        la media luz de amor!
        Carlos Lenzi
        Gracias por brindarnos otra muesra de tu enorme talento.Muchos besotes D

        • ninfadora

          ¡holaaa!
          mi cosentido amigo
          gracias por tu gentil comentario es magnifica la manera en que sentiste todo a media luz.
          besotes 😀

        • ILIANA8970

          SALUDOS
          MUY BUENO, CON INTENCIÓN TAN ARRASADORA COMO CADA COMPARACION Y CADA METAFORA..

          • ninfadora

            ¡holaaa!
            amiga linda gracias por gentil comentarioe sun placer tenerte en mis letras.

          • benchy43

            Hermosura de poema, merece hasta el color de las letras. Y un 10 felicitado.

            Besos.

            Ruben.

            • ninfadora

              ¡holaaa!
              Rubén amigo del alma gracias por tu gentil comentario es un placer tenerte en mis letras y gracias por ese 10 felicitado.
              besos

            • teboel

              Esa virilidad perfecta que se adueña de mis adentros,
              Y me hace bailar ese tango exquisito de sexualidad
              Que escuece delirante mis sentidos,
              Me roba con sensualidad desorbitada cada gemido.



              "Mujer:
              he venido a bailar
              sobre tu sombra
              en esta noche
              de espejos claros.
              I
              n
              m
              e
              n
              s
              i
              d
              a
              d

              es tu abismo
              que erige espuma.

              Yo penetro desafiante,
              desdibujando el lienzo
              de sus paredes
              que queman
              en la búsqueda
              de consonancia
              derroche
              ruina.

              Amanecer
              junto al delirio
              de tu cuerpo desnudo
              será mi empeño.

              Mujer:
              ¡bailemos!"

              • ninfadora

                ¡holaaaaa!
                tebole amigo del alma
                gracias por tan profundo y poetico comentario me ha encantado es hermoso y si...¡bailemos juntos bailemos media luz los dos!



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.