osmosisj

Dirán que muero de pena

Dirán que de pena me muero,

que mi cama es demasiado grande

y que no habrá quien ablande

el corazón que tanto yo quiero.

 

Dirán que no habrá quien me mande

a dormir siendo temprano

y que nadie asirá mi mano

ya ausente, de escarcha, mutante.

 

Dirán que ya no me afano

por tener calientes las sábanas

que mis días se cubren de cano,

que ya nunca beso con ganas.

 

Dirán que sólo vivo en vano,

que mi pluma exhuma poesía,

en tanto, mi alma en agonía

roza su final insano.

 

Dirán que ya no tendría

motivo para haber viajado

y que santos y santas sabían

que rezo desesperado.

 

Dirán que muero de pena,

que busco un aroma olvidado,

y que me inyectaron en vena

la insalubre salud del pecado.

 

Y ahora que muero de pena;

no quiero contrariar a tarados,

a todos invito a mi cena;

no quiero olvidar olvidado.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.