YoKo

Lágrimas en Edimburgo

"Dios ha puesto el placer tan cerca del dolor que muchas veces se    llora de alegría."  George Sand

Camino entre paredes ennegrecidas por la historia

para dejar de leer a los callejones medievales,

porque a los cielos acarician tejados puntiagudos

buscando variables en mis buhardillas y chimeneas.

 

Siempre entre siete colinas

en un apasionante camino que en cuerpo remata,

en laberinto de interminables cuestas y escaleras,

a tus bajas y altas, te admiro ya con un  suspiro,

porque sobre mi el “Castillo de Piedra” sobresale

persistente eterno vigilante de etéreos azules.

 

Mis paseos en la vieja y nueva, ambas acostumbradas

porque desde el siglo XVII estas con adoquines,

preguntando a perpetua jalonada de palacios

silentes y mustios entre misterios, sombras y apariciones.

 

Es ahora mi duda por vos,

sabiendo que entre la gente no podré encontraros

y aunque a la “Colina de Calton” ascienda con neblina en

mi iris impide,

ya en nublado mi cielo se anuncia,

con lágrimas que corren desde encantada “Plaza

Parlamento”,

mientras la "Catedral Saint Giles" observa,

ni en lamentos o condolencia, siempre fría y gótica en

corazones.

 

 

Ausencia se respira en esta ciudad vieja y reinventada,

mientras turistas a fotografías a sir Walter Scott dirigen,

cuando a “Princess Street” caminando entre ellos quisiera

verte,

ya empapada en lluvias de la ciudad,

en mi solitaria banca anunciada, empapada con cabello a

falta de valía.

Como sopa entre la ropa espero, aun inscrita con mi

asiento,

nadie pregunta, no hay espera o ligero reclamo,

si a casa oso no haber llegado.

Clavel Rojo

© Alejandra P. Rodríguez Espinosa. Todos los derechos reservados

 

 

Comentarios10

  • julio dominguez

    que triste es andar
    por lugares
    en los que caminaste feliz
    con alguien.
    ¿ya te dije que me gustan mucho tus poemas?
    parece que fotografiaras el alma
    cuidate mucho
    saludos.

  • Faeton

    Se nota que conoces bien Edimburgo. No es la primera vez que aparece en tus poemas. ¿Tienes algún ascendiente escocés? Eso me parece. Es curioso, Roma también está entre siete colinas. Walter Scott también suele estar presente en tu poesía. La cita de George Sand, que no conocía, me parece genial. Una gran verdad.

    Un fuerte abrazo, mi estimada amiga Alejandra.

  • Cyrene

    Mi querida y bella Yoko, ciertamente hay ciudades que nos marcan por las vivencias, tu haces constancia de ello en tus referencias a Edimburgo, y nos las traes de forma nostálgica, claro que se llora de emoción y que sano es.

    Un abrazo mi querida amiga

  • Franklin Sandi

    A través de tus poemas estoy conociendo Edimburgo, y de alguna manera Alemania. El de hoy es muy interesante porque "caminas entre paredes ennegrecidas por la historia", envuelta en una pequeña tristeza que la hace especialmente melancólica, a pesar de su belleza arquitectónica. Muy interesante.
    Un beso.

  • Adrian VeMo

    Aunque no hayas nacido en Edimburgo la conoces bien.
    Junto a los compañeros hemos hecho un tour por esa maravillosa ciudad gracias a tu poesía de hoy, y se siente hermosa.

    Quizá como dice Cyrene son lágrimas de emoción o también lloras la ausencia de alguien. Me ha gustado ese cierre.

    Un abrazo amiga, gracias por el viaje ha sido comodo.

    Adrian

  • Jose Arher

    Bello retrato del paisaje, triste, nublado y melancólico de Edimburgo, mas aún cuando los recuerdos felices con el tiempo se convierten en recuerdos notálgicos..pero igual es bello recordar..
    un saludo Alejandra...
    Jose Arher

  • benchy43

    Melancólico paseo nos has ofrecido, amiga. La nostalgia que emiten las viejas paredes ennegrecidas parecen inmiscuirse en tu ser. Ten presente que aún en la neblinosa Edimburgo sale el sol, espéralo con paciencia y esperanza. Un beso. Ruben.

  • Nataly Echeverri

    Que hermoso es Edimburgo y que tristeza se siente paseando por sus calles al lado de tu poema... muy bello
    Até logo

  • Adrian David

    Lleno de sabiduria y conocmineto, poetisa distinguida. forma unica de escribir en tu manos de tinta azul.

  • elvira olivares

    YOKO querida amiga y poeta, esta tarde tu poema me cubriò de melancolìa, disfrutè el paseo por esa ciudad, y de todas las palabras especiales, como tù.
    Felicitaciones



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.