antoncolonias75

La muerte no es el final

 

 

 

Será la muerte que en su abrazo quiera
arar la tierra que me cubra el techo
y en el surco desnudo de un barbecho
brotarán las semillas cuando muera.

Se inundará de lágrimas la era
donde habita la muerte ya en mi pecho
mas del ultimo viaje, en ese trecho,
se hará grano la espiga y sementera.

No es el final la muerte pasajera
cuando el surco labrado va derecho
solo será la inútil compañera.

Durmiendo en la virtud el alma espera
la vida como Lázaro en su lecho
para encontrar la Paz a donde fuera.

SafeCreative

Ver métrica de este poema

Comentarios1

  • alicia perez hernandez

    Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán, ni nadie podrá arrebatármelas de la mano. Mi Padre, que me las ha dado, es más grande que todos; y de la mano del Padre nadie las puede arrebatar. El Padre y yo somos uno.Juan 10'28-30



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.