Zapalandia

Si solo he de llorar por amar...



El anochecer llega a mí y me colma de dolor, mis ojos se cierran enjaulados en lágrimas, sangra el odio en el vértigo como eternidad, al escuchar de tus labios, que tú ya no me amas, más…

Necesito llorar sin cesar, para descargar mis témpanos en el sollozo de la soledad, siento el desaliento, en la distancia de tus palabras que acaban de morir en mí…

No me claves ese puñal así, mi herida sufre, y se desangra, y el final camina sobre la cornisa moribundo de aquel amor, los sentimientos profundizan la herida como una daga que penetra y penetra más y más y lentamente me mata…

Dime que no he sido una aventura, si solo he vivido para amarte, solo en mi piel y en mi alma, sabe la huella bendita que tú, eres la otra parte de mi ser…

Hoy necesito llorar, porque te amé, como a nadie amé, eras mi esperanza y eti solo halle crueldad, al final, mis ojos en llantos fallecen, en el amanecer…

Mis manos se aprietan entrelazadas con lástima, preguntándose porqué, es mi ser la angustia de tu provocación de lo imposible, con la realidad angustiada absorbiendo tu crueldad…

Si solo he de llorar por haber amado una vez más y sin pensar, avanzo en el análisis y mi deseo se apaga cada vez que recuerdo tus ojos, como el ocaso de los olvidos, mis ojos se humedecen cada ve más con gotas del silencio.

Si solo he de llorar por amar, sin pensar que volveré al abismo de los miedos, por no haber sido el hombre que pudo colmar tu corazón, los cristales caen en el abandono, y la llama del fuego quema el aire en el detalle del infinito para siempre…

Sangro por la herida, que dejaste y merodeo las sombras entre la tierra y las flores, de aquella ilusión que vivía entre nosotros dos.

Dentro tuyo morí sobre el abismo que dejé como un señuelo, como la debilidad del roce de nuestros cuerpos y besos, que el tiempo podrá percibir en fragilidad, que es el destino de tus caricias…

En tiempo morará, en cada momento oculto del día, te acordarás del océano de mi amor, como fiebre de una premonición, que te arrepientas del éxtasis del recuerdo que quemará tu piel…

Solo supe amarte y nunca te diste cuenta...






 

  • Autor: Zapalandia (Offline Offline)
  • Publicado: 13 de mayo de 2022 a las 23:28
  • Comentario del autor sobre el poema: Después de haber amado como un loco lindo, llega la desolación, y esta canción se vuelve eterna en este poema como un preludio, de recordar tu sonrisa por haberte amado incondicionalmente, dedicado al amor que no fue y que creí que podría haber sido... Un amor adolescente con edad de mas de 50 que es la causa y efecto del tiempo... Gracias por venir...(gustavo ceraticnm)
  • Categoría: Sin clasificar
  • Lecturas:
  • Usuarios favoritos de este poema: Omaris Redman, alicia perez hernandez, María C..

Comentarios2

  • alicia perez hernandez

    En tiempo morará, en cada momento oculto del día, te acordarás del océano de mi amor, como fiebre de una premonición, que te arrepientas del éxtasis del recuerdo que quemará tu piel…

    Solo supe amarte y nunca te diste cuenta...
    .....................
    Yo creo que no existe alguna persona que no haya ''LLORADO POR AMOR'' Porque el amor duele cuando se desvanece en el aire, aquel AMOR que creíamos firme, sincero y leal, y un día desaparece, siempre he creído que AMAR significa sufrir y llorar.
    saludos y abrazos amigo y poeta.

    • Zapalandia

      Mi bella Alicia, que lindas tus palabras, tienes razón, en algún lado del mundo, tal ves alguien debe haber llorado por amor alguna vez en la vida, muchas gracias por pasar por mi rinconcito...
      Mis saludos cordiales amiga del alma...

    • María C.

      Claro que se llora por amor, nadie queda libre de este sentimiento.
      Un abrazo

      • Zapalandia

        Mi bella amiga del alma, gracias infinitas por visitar mis letras, los enamorados de la vida como del amor, siempre vamos a derramar una lágrima, el destino así lo querrá...
        Mis saludos cordiales a la distancia....

        • María C.

          Muy cierto poeta del alma.
          Un saludo cordial.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.