Ben-.

Vida-.

No siento opresión

cuando me lanzan un dedo

sino cuando son cientos de dedos

los que acuchillan mis entrañas.

No siento ira acumulada

si se aproxima un viento húmedo,

sino cuando el aire se transforma

en huracán de fuerza sostenida.

El agua dulce no me anega, si la presa

que la contiene, erguida se mantiene;

mas, si en un momento, aquella desapareciese,

¡qué terrible hedor a muertos y a muerte!

©

Comentarios5

  • Ben-.

    Gracias Mauro, Gracias Jorge, se aprecian mucho vuestras puntuaciones y comentarios, un abrazo a ambos!!

  • Lale Neda

    Todo cuando se derrama es lo que daña...costeando nuestros flancos ....Abrazo del alma

    • Ben-.

      Sí, hermosa Lale, el derroche que no se completa o complementa con un orden y una lógica en el amor, está ''sentenciado''. Un fuerte abrazo amiga, me encanta tu presencia aquí!!

    • Meigajaz 🍷🌹🖤

      Terrible.. Muy terrible.. Esa opresión que nos desgarra y asfixia nuestro ser... Duele.. Duele profundamente... Gracias querido amigo..
      Abrazos infinitos...
      Jaz

      • Ben-.

        Gracias, Jaz, abrazo fuerte!

      • Tania Maria

        Se dice que en la maldad hay bondad y en la bondad hay maldad, belleza en la fealdad y fealdad en la belleza, en éste poema claro está la reflexión y en todo aquello hay educación, se aprende de todo para saber quién soy, donde estoy y hacia donde voy...

        • Ben-.

          Gracias Tania, feliz con tu bello comentario, un abrazo!

          • Tania Maria

            No hay de que... Concuerdo con tu poema 🙂❤️🤗

          • Hay 2 comentarios más

          • Pelayo Ponte

            Digamos que hay que saber gestionar esas opresiones no buscadas que nos ofrece la vida. Un escudo invisible y mágico que nos permita paladearla. Entrañable poema. Un fuerte abrazo.

            • Ben-.

              Gracias Pelayo, un fuerte abrazo!!



            Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.