Hezri Ferbie

El ombú de Tulcutú

Latió hasta el cansancio

el corazón del fino ombú,

su blando tronco anciano 

llenó de verde a Tulcutú.

 

Los pajarillos eran liras

en los brazos del ombú,

eran los hijos y las hijas

sobrevolando a Tulcutú.

 

Los hombres de acero

amputaron al viejo ombú,

llevaron el verde pueblo 

al cementerio de Tulcutú.

 

Hay un vacío en la plaza

donde vivió un noble ombú,

lo recuerdo cada mañana

en el silencio de Tulcutú.

 

Hezri Ferbie



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.