Ben-.

La vida y sus magnitudes-.

-He probado el sabor del hierro sin encías

la laxitud de una goma cuando corrompe el cielo

la partitura permitida del goce mientras hace frío

y esa lluvia matinal que aturde y confunde el cuerpo

con su tempestad de advertencias.

La vida en sus magnitudes.

Como un sol de cosecha, la luz ha abierto

zonas de mi alma recolectadas a destiempo,

mientras, en el barbecho de las sombras,

esperaban las algas del barro.

Peces de mármol o lechos desolados,

reblandecidos, crías de soporíferos anfibios,

cuyas infancias sacrificaron monarcas invernales.

Y asoladas sus muecas de imperturbable destino,

las gloriosas cabelleras de los ataúdes

festoneadas de incipientes caries estériles.

Probé el sonido de los azules cometas

y las tragedias de imberbes adolescentes

sus comitivas de humedades y cerveza

y ese féretro infernal que escupía puerilidades.

 

©®

Comentarios4

  • Pajarillo

    Asolado y reblandecido,
    el azul en sus magnitudes
    la vida y sus laxitudes:
    una tempestad de sonido...

    Muy buen poema Ben!
    Abrazo amigo! 😊

  • Ben-.

    Gracias Pajarillo, es un honor, un abrazo!!

  • Sami Sanz 🦋

    Me encanta leer tu poesía, siempre impregnada de bellas metáforas e imágenes bellas.

    Saludos fraternos amigo Ben.

    Sami.

    • Ben-.

      Te lo agradezco mucho Sami, siempre uno, ya sabrás, está a punto de tirar la toalla, un abrazo fuerte!

    • alicia perez hernandez

      MAGNITUDES las que nos compartes siempre bello de precioso en tu decir y sentir poético.
      saludos poeta y amigo Ben

      • Ben-.

        Muchas gracias por los piropos mi querida amiga, un besito!!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.