Eduh Siqueiros

MORIR POR TI MUJER



Cansado de tanta paz me arranqué los ojos
y me permití la sangrante oportunidad
de verte de la misma manera
que el invidente ve el rostro sonriente
de quien le saluda cuando sale
a oler la mañana que está floreciendo

he sido experto en batallas
contra los apegos
y así en ocasiones estuve a punto
de perder el corazón
mas aprendí a unir las partes rotas
y a emprenderme nuevamente
en más combates
-no soy inmune- aún el filo de la espada
me hace trizas las entrañas
mas sé reponerme de los embates

abrí mi pecho y sin que te percataras
consentí que introdujeras tu mano suave
y oprimieras el motor de mis venas
-gracias al dolor que has sembrado en mí
me reconozco respirando-

camino por el mundo buscando tu olor
y voy apostando mi sapiencia
a cambio de un poco de tu aroma
-aroma a tus labios y tu feminidad-
mas estoy dispuesto
también a desangrarme
desde los cortes que mi piel conserva
y prefiero el fuego de tus silencios
que me baña en mis días nublados
y en mis noches sin grillos

sé que lograré romper está atadura
y así retornar a las alturas
extendiendo mis alas
mas por ahora cansado de tanta paz
me permití la caótica determinación
de adorarte como mi dios
y morir por ti Mujer



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.