Miguel Angel Ortigoza García

CUANDO FLORECEN LOS PEROS

Como era en un principio,

así será eternamente.

No habrá nada en este mundo,

que no tuviera su pero.

 

El amor que te profeso

con devoción religiosa

es real, profundo y bello,

pero tú ya no lo quieres.

 

La dulzura de tus besos

tiernamente apasionados,

es el néctar de mi vida,

pero tú me lo has quitado.

 

Ese aroma que tu pelo

exhalaba como incienso,

sigue el curso de los vientos

pero adonde, no lo sé.

 

Nuestra almohada bordada

con tu nombre y con el mío,

sigue acunando mis sueños

pero huérfana de ti.

 

Tus manos que me buscaban

en la sombra de la noche,

las siento como caricias

pero ausentes junto a mí.

 

Gorjeo de alondra en tu voz,

mis mañanas arrullaban

enmudeciendo mis penas,

pero hoy no la escuché.

 

Cuando andaba los caminos

de tu cuerpo pedigüeño

me extasiaba paso a paso

pero hoy ya no viajé.

 

Si cortáramos las ramas

de los peros de mi poema,

tú serías la de siempre

la que nunca se alejó.

Comentarios7

  • laura correa

    Que lindo Miguel
    me gusto mucho hasta
    con sus peros.
    Que bueno es siempre leerte,
    te felicito
    un beso

  • la negra rodriguez

    Bellisimo y muy cierto todo lo que dices Miguel, es un placer leerte.
    besos.

  • niña_bonita

    Como siempre es un gusto leerte!!!
    que bello poema pero tiene muchos peros jejeje
    En serio me gusto tu poema... y lastimosamente asi son las cosas, siempre tienen sus peros!
    Un abrazo.

  • Mafeer

    Precioso mi queridisimo Miguel
    pero que pasa te veo lleno de dudas y de temores
    vamos fuera miedos de acuerdo?
    vive ese amor inesperado
    Un Abrazotee

  • florsilvestre

    MUY ROMANTICO Y BELLO POEMA PERO LLENO DE PASION
    FELICITACIONES AMIGO
    RECIBE UN ABRAZO

  • Yannabel

    Muy dulces tus versos. Saludos :)

  • Elo

    Mi querido Miguel Angel, que hermoso es tu poema, ojala esos peros no estuvieran, aunque de cualquier manera tu poema luce hermoso...

    Felicitaciones...
    Un beso.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.