Nuria de espinosa

A ti madre

Desde aquella alborada

 

en la que no descansó

 

sintió que el reloj

 

avanzaba rápido y veloz.

 

El día se encalló entre

 

la arena de la nostalgia

 

y el agua de la tristeza

 

lo inundó poco a poco

 

sintiendo el cansancio

 

agotador de las horas yermas.

 

Llegó el amanecer y después

 

apareció entre luces

 

envuelto en los brazos de la

 

noche; en el oscuro crepúsculo

 

emergió la luna en cabestrillo. 

 

Solo son recuerdos de una

 

hija que abatida por su pérdida

 

envejece afligida por una madre

 

ausente en la tierra.

 

Madre, miró las estrellas y entre

 

ellas tu brillas eterna.

Comentarios3

  • Mauro Enrique Lopez Z.

    Nuria que linda tú inspiración para querida madre que gusto pasar por tu portal a léerte me gusto saludo y abrazo fraternal desde Manta Ecuador cuidece y su familia bendiciones

  • Mauro Enrique Lopez Z.

    Nuria que linda tú inspiración para querida madre que gusto pasar por tu portal a léerte me gusto saludo y abrazo fraternal desde Manta Ecuador cuidece y su familia bendiciones

  • alicia perez hernandez

    Solo son recuerdos de una



    hija que abatida por su pérdida



    envejece afligida por una madre



    ausente en la tierra.



    Madre, miró las estrellas y entre



    ellas tu brillas eterna.
    ................
    Estoy convencida que las madres se convierten en estrellas y ángeles para poder seguir viéndonos, hermosos de preciosos versos dejas caer en tu ARTE poético.
    FELIZ DIA DE LA MADRE!!

    • Nuria de espinosa

      Gracias Alicia, lo mismo te deseo. Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.