Eduh Siqueiros

TRAS LA PASIÓN Y EL CIENO



Tu piel es material conductor de fuego
me inflamas en tu proximidad
tus ojos derraman atriciones
sobre el polvo de las emociones
reduciéndolas a légamo

y resuena en tu gnosis un himno arcano
no obstante límpido en su revelación

la combustión de los bosques mentales
carboniza la superficie del centro
de los sentimientos
dejándole perpetuo escozor

en tu cercanía me traspasas tu ardor
y las llamas en nuestros cuerpos
los truecan en fardos agónicos incinerándose
y cuando la armonía de un eco
desde las cavernas urbanas
te conducen al descubrimiento
de tu necesidad de amor
muy pronto te reconoces lista para amar

y con el fuego que me has transferido
me carbonizo y me extingo
y puedes respirarme a plenitud
ahora que en mi nueva consistencia
soy para tus pulmones innegable humo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.