Nacho Rey

MANO EN LA CINTURA


AVISO DE AUSENCIA DE Nacho Rey
SI POESÍAS QUIERES LEER,
EN ELLA TE DEBES VER.

 

 Desgraciado este pobre soldado su lucha

por el amor que tuvo y jamás lo consiguió.

Vedle en su desgracia (y sueño querido) mucha

más pudo su calamidad que su amor jamás llegó.

 

 Siempre gustó de la mágica curva femenina,

como su mano desnuda siempre la hablaba,

para decirle que la quería tocar por ser heroína:

siempre soñó mismo sueño y nunca contestaba.

 

 Ella no quiso que la tocara,porque decía

que semejante sujeto,jamás estaría a su altura.

Desdeñosa desde un principio,jamás quería

 

 suceso tan simple.Este desdén tan habitual,

que más sueño,ya es imposible y nada accidental

hecho...el reloj pasa y no hay mano en la cintura.

Comentarios1

  • María Isis

    Una mujer fría, que no sabe amar,
    ni aprecia la mano cálida que su cintura quiere abrazar
    Una abraçada



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.