Denisita

Y el tenía 33 años

 

El, joven, se acercó con su pequeño amanecer

suspendido en medio de la bruma rosa

aquella mañana de agosto.

 

Dijo que estaba inspirado

pero lo que sucedía en ese momento

justo antes de conocerla

era que ella casi como levitando

pesadamente sobre cada una de sus soledades

lo suspiraba

como suspira una mujer enamorada

del príncipe que nunca ha conocido.

 

Comentarios2

  • joaquin Méndez

    YO, QUISIERA SER, TU PRINCIPE
    EN MEDIO, DE LA BRUMA ROSA,
    DE TUS TENTADORES, LABIOS

  • Cubanito

    bueno, yo no quisiera la herencia del cargo porque hay que tener muchas responsabilidades en eso de ser príncipe, pero por el suspiro de una mujer enamorada pongo mis 33 años a su servicio, y renuncio a ser príncipe por ser su fiel amante y vasallo. Lindo poema .. el corazón que falta en la imagen se ve claramente en el poema. Que digo lindo, muy bello poema. Felicidades.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.