Haz Ámbar

Sin título

  En el silencio de lo más profundo

surge un suspiro

y se dispersa contraido el raciocinio,

único alivio a un hombre

en sí oscuramente perdido...

De las olas de su espíritu 

emerge entonces alguna sílaba 

y asciende con la ensoñación 

de sus amígdalas.

Y sigue a solas su camino

distraído en no se sabe donde,

y él no se ha movido;

sí el niño que dentro de él habita;

y sigue hasta el olvido,

que es su meta única.

En el mundo presente 

necesita un augurio

de mejor esperanza

a considerar en su idilio

de vida inmotivada...

Comentarios1

  • Miachael

    La motivación mueve el mundo, a todo ser de este planeta.
    Me ha gustado, ha sido un placer pasar por estas letras.
    Triple abrazo incógnito ser.
    Miachael.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.