Miranda Mori

Historia de la rosa y el clavel

 

Desde su rosal lloraba la rosa.

Sus lágrimas humedecen la tierra.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

 

El sol de la mañana no la alegra.

La lluvia no calma su intensa sed.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

 

La primavera es para ella otoño.

En el verano siente el frio de invierno.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

 

Ni siquiera oye el canto de las aves,

la luz no la alumbra y abono no quiere.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

 

Sus pétalos se están palideciendo,

su tallo se vuelve un escuálido palo.

¿Por qué será? ¿Por qué será?

 

Su amado clavel le ha dicho adiós

una tarde de cálida primavera.

La rosa quería florecer con él,

pero el clavel díjole así a la rosa:

 

“La primavera se nos ha acabado.

El amor que había se ha marchitado.

El pozo de caricias se ha secado

y un “te amo” ya no tiene sentido”.

 

La rosa llora muy desconsolada.

No existirá nunca clavel alguno

que ocupe el lugar de su bien amado.

La primavera nunca volverá a ella.

Comentarios4

  • Lualpri

    Y aquí el mío:






    LA ROSA Y EL CLAVEL...

    En el jardín de mi casa
    una noche presencié,
    como una rosa en voz baja
    le decía así a un clavel...

    Quisiera mi dulce amado
    llegar hasta donde estás,
    pues de ti me he enamorado
    y no te puedo alcanzar...

    Desearía que me arranque
    el viento y me haga volar,
    arrojándome a tus brazos...
    No hay nada que importe mas !

    Ya no deseo esta vida
    si no te puedo tener,
    te juro yo la daría
    por un instante poder...

    Con mis pétalos rozarte
    y tu aroma disfrutar,
    y con mi alma besarte
    y mi amor poderte dar !

    Ambas flores se estiraban
    arqueando las dos sus tallos,
    y el clavel le contestaba...
    Yo también a ti te amo !

    Pero nos han colocado
    en extremos diferentes,
    la tierra nos ha atrapado
    y es imposible tenerte...

    Y sentir la lluvia, el viento,
    como los rayos del sol,
    unidos por un momento,
    cobijándonos los dos !

    Sus palabras desgarraban
    a mi pobre corazón,
    y mas al ver que lloraban
    con un profundo dolor...

    Me alejé muy sutilmente,
    casi no pude dormir,
    y a la mañana siguiente,
    como siempre, fui al jardín.

    Allí estaban cada uno,
    en silencio, sin hablar,
    y con mucho disimulo
    dije en alto... hay que cambiar!

    Este clavel que aquí estorba,
    hoy lo voy a trasplantar,
    lo pondré junto a la rosa
    y el gladiolo en su lugar.

    Yo no puedo describirles
    con palabras tal placer,
    pero sí puedo decirles
    que hoy la rosa y el clavel...

    Cuando los cubre la noche
    y nadie los puede ver,
    de mi jardín son el broche
    mas preciado a mi entender !

    Luis A. Prieto

    20 de mayo de 2006

  • Lualpri

    Gracias por tus letras.
    Abrazo

  • Haz Ámbar

    Que bellísimos los dos y que de significado que trasciende en el sentir de los enamorados que no pueden verse ni tocarse ni tan siquiera; es entonces cuando sólo llega la poesia para romper los corazones y mezclar muy bien sus trozos con los del otro cada cual.

  • alicia perez hernandez

    La rosa llora muy desconsolada.

    No existirá nunca clavel alguno

    que ocupe el lugar de su bien amado.

    La primavera nunca volverá a ella.
    .....................................
    Un desenlace muy triste en tus bellos versos donde das ese CIERRE inesperado.
    saludos poeta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.