Freddy Kalvo

En resistencia

Cuando el soberbio se atreve

va negando hasta la historia

borrar quiere la memoria

y en discursos lo promueve.

Las heridas él remueve

del conflicto tan sangriento

con su burdo atrevimiento

al decir que fue una farsa

hoy se agita la comparsa

en un fuerte movimiento.

 

Y quien olvida su historia

a repetir se condena

error que desencadena

la palabra de una escoria.

Y la paz fue una victoria

para el pueblo ensangrentado

que llorando acongojado

a sus muertos sepultaba

y con dolor les lloraba

con su cuerpo cercenado.

 

Y quien la soberbia aplaude

tendrá segura su paga

que filuda como daga

cortará con su defraude.

Y quien al soberbio ayude

su tierra, estará sangrando

el dolor que irá brotando

con hiel de su misma tierra

que obnubilando la guerra

puede terminar llorando.

 

La verdad debe imponerse

para vencer la torpeza;

y, antes que haya más tristeza,

la historia debe leerse.

La farsa puede vencerse

con la verdad empuñada

porque está muy maltratada

y hay que seguir con la lucha

con toda fuerza canducha

hasta la nueva alborada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.