Dailyn Arce

El día que te vayas

A ti mi amor, por ser lo más grandioso que me ha pasado…

 

Si nos alcanza el segundo marchito,

donde tu fuego se apague,

y se nublen mis penas,

cuando desistan tus fuerzas, quédate callado,

 y que me llegue la inconsciencia.

 Haz que se conviertan en rocío tus manos,

 que se queden conmigo

y que guíen mis pasos,

hacia el sendero que sigues,

más allá del ocaso.

Que muera contigo, el vigor de mis años,

y que no nos separe el adiós despiadado.

Guíame a la luz de tus ojos pardos.

Sola, sin verte, mejor ni pensarlo.

 

Si nos alcanza la balanza inquieta

 y el aguijón desnudo hiere tu pecho

ajena y dispersa me hallaré en el desierto,

con la fiereza de mis días lloviéndome desolada.

Si se inunda tu verbo, y faltan palabras,

quédate en silencio, con eso basta.

Haz que se transforme en bruma tu voz,

y condúceme a tu encuentro, para no decirte adiós.

Comentarios2

  • LORENZO ARATU

    Ese amor que permanece a nuestro lado... tan anhelado ...
    Un gusto leer tu escrito amiga. Un afectuoso saludo.

    • Dailyn Arce

      gracias, y saludos para usted tambien

    • VOZ DE TRUENO

      Qué bonito poema!!!

      No digo más...me quedo en silencio.

      • Dailyn Arce

        Gracias



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.