Elisa es

La presa, otra vez.

Me piden que grite lo que siento, 

Como si fuera yo un político carroñero.

Me piden que desgarre mi amargura y 

El delirio, sin metáfora ni verso 

...Como si fuera yo, algún demente cuerdo. 

No, prefiero sonar en el silencio, 

Abrazarme en las esquinas, 

Soportar el dolor, como quien bebe el trago

Amargo, más amargo que existe. 

Me piden que me exprese para todos, 

Como si todos quisieran escucharme, 

Como si al menos escucharan algo. 

Si, prefiero no tener y sufrir por no tenerlo todo,

Prefiero el hambre antes que engañar al arte. 

Prefiero lanzarme, súbitamente al mar que ha de matarme,

una y otra vez, una y otra vez... 

Comentarios3

  • leonardogaribellogarciagomez

    En la vida nos piden muchas cosas. Menos ser felices. Mis Saludos poeta.

  • Eduh Siqueiros

    sí, preferible transmutarse en amor oblativo.
    saludos.

  • argantonio

    Hay que vencer la tentación de perderse en el universo porque es desconocido y no se tiene la idea de amar o sufrir, ánimo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.