david valencia tobon

Me gusta mirarte hasta que cae la tarde

 

La aurora viste su cabellera de ondulados castaños

de naranjas y azules como si fuese un ser alado

o como si proviniera de esa mañana, encaminado

a hacerse arcoíris por el valle donde pasan rebaños.

 

En las mañanas ella pasea por el puente, El solitario,

para llegar a la plaza a vender frutas y especias

y así, hasta el mediodía en que va y compra acacias

para su madre que la espera al lado del campanario.

 

Así se van ellas, enredadas en los colores de la tarde

pasando por caminos zigzagueantes y de arrieros,

hasta llegar a casa para comer y compartir palabra.

 

Cada mañana vuelve a la plaza con Dios que la guarde

ante las vicisitudes del día, que siempre tienen asideros

por los árboles del parque, las banquetas y la acera.

D.Valencia

Comentarios2

  • Elizabeth Chacon Stevens

    Hermoso caer del atardecer - auroas de ondulados castanios , azul y naranja, del solitario puente donde ella pasa y su madre espera al lado del campanario, pasando zigzageantes caminos, donde los arrieros van hasta llegar a casa. Cada maniana el dia vuelve con Dios entre los arboles del parque, las banquetas y aceras.
    Muy bonito y descriptivo. Un placer leerlo.
    Saludos y buenas noches.

    • david valencia tobon

      Hola, Elizabeth. Gracias por ser parte de tu lectura. Nos seguimos leyendo. Bendiciones y buenas noches.

      • Elizabeth Chacon Stevens

        david valencia tobon,

        Gracias a ti por compartir tus letras.
        Un saludo desde Miami y un apretujadito.
        Buenas noches.

      • AnnaSerena28

        ¡Qué bonito! Mirándola de lejos, admirándola con los marcos del amanecer y del atardecer.
        Preciosas letras, Dav.
        Un beso.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.