Ludvaldo

SONETO DE LOS TESOROS DE PERLA

Zafiros son tus ojos azulados,

rubíes tus dos labios sugerentes,

márfiles preciadísimos tus dientes

y gemas tus dos pómulos rosados.  

 

Aurífera cascada los alzados

diamantes de tus pechos eminentes

oculta a mis miradas indecentes

y dórate la espalda y los costados.  

 

Más fúlgidos tesoros atesoras

en tu admirable cuerpo, Perla mía,

que un índico sultán en sus palacios.  

 

Beldad que mi codicia desaforas,

esplende más tu excelsa anatomía

que el orbe de los cósmicos espacios.  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • ivan semilla

    excelentes versos
    me lo llevo
    abrazo

    • Ludvaldo

      Muchas gracias u un cordial saludo.

    • Shalom Ferrin

      Verdaderamente no puedo detener la graciosa sonrisa que me está cosquilleando.

      Estoy muy impresionada.
      Saludos.

      • Ludvaldo

        Muchas gracias y cordiales saludos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.