Alma de Piedra

Soneto II



Por la acera vas orondo y soltero,

en tanto me ocupo de las labores,

de encontrar la razón de tus clamores,

y la razón de mi pena, sugiero.

 

Si cual niña di enteros mis amores,

mentiras y enredos me diste, austero,

y usaste así mi delirio, embustero,

estropeando mi amor y mis candores.

 

Y que alejásteme de ti, severo,

son por hoy de la prole, los rumores,

que ignorando la entrega y el esmero,

 

de ofensa te sirvieron mis favores,

y aunque sé, como sabes, que te quiero,

mis malos momentos, no serán peores.

 

Comentarios3

  • Lualpri

    Querida Esmeralda, es un verdadero placer leerte y escuchar esa bella música de fondo.
    Gracias.

    Buen domingo.

    • Alma de Piedra

      Gracias Luis, espero que tu ausencia obedezca a un merecido descanso...siempre es grato un comentario tuyo.

    • jose S.W.

      Palabras agridulces que dejan poso muy dentro.
      Un saludo Esmeralda.

      • Alma de Piedra

        Y agridulce el sentimiento que las inspira Jose...muchas gracias ♥

      • Rafael Escobar

        Hermoso soneto continuo. Mis felicitaciones poetisa. Cariños saludo.

        • Alma de Piedra

          Tus comentarios son siempre delicados Rafael...te agradezco la finura de tu atención. Saludos cálidos.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.