Romeo bajo la luna

Escribiendo sin pensar, desvelado

Hay noches, como está, en las que me despierto en la madrugada,
No se que hago despierto, prendo la televisión, bajo su volumen a cero sólo para tener una leve penumbra en la habitación.
Me pongo a pensar, no tengo un pensamiento en particular, simplemente pienso, a veces esos pensamientos son alegres, a veces tristes, a veces es el pasado, a veces el futuro, rara vez pienso en el presente, ¿que se yo?

Para mi el presente es ahora, sólo existe futuro y el pasado porque el presente no da tiempo ni para un suspiro, porque cuando el suspiro empezó y me di cuenta, ya es el pasado, y antes de darme cuenta el suspiro ya terminó y lo que inicialmente era algo pensado a futuro, el suspiro ya finalizó...
¿Que quiero decir con esto?
La verdad, ni yo mismo lo sé, sólo se que la vida pasa, que está noche me senté a las 2 am, desvelado, a ver una película, (antes del anochecer), tenía en mis piernas a mis dos gatas, Sol y Luna, y dentro mío tenía la sensación de que ellas miraban la película con la misma emoción y sentimiento con la que veía yo esa película, hace ya más de una hora que la peli término, escucho el viento afuera, sigo teniendo en mis piernas a mis dos mascotas, y estoy escribiendo y no se porque lo hago.

Sólo se que la película me movilizó, no se porque, será porque es la última de una trilogía que me encanta, no son películas clásicas de romance, es algo más profundo, simplemente es una pareja que habla de sus temas cotidianos, nada fuera de lo comun, pero veo esas películas y tienen algo que yo no tengo y siento envidia..

no es una envidia mala, todo lo contrario, es una especie de admiración por ver lo que ellos tienen, transmiten su compañerismo, son una pareja, con sus celos, sus comentarios irónicos, sus enojos, sus momentos alegres, hablan de su pasado, teorizan sobre sus sueños, y me siento triste.
Pero no es una tristeza depresiva, sino más bien, melancólica,

se produce dentro mío un deseo inquieto de tener una pareja, caminar de la mano formando un futuro, se que suena como algo idealizado, pero no es así como lo pienso, se que la vida, ya sea sólo, como estoy ahora, o en pareja, va a tener sus idas y vueltas, un día estaré bien y otro mal, voy a pelear, discutir, pero siento que necesito algo así en mi vida, y me da miedo, (tengo que reconocerlo), pero aspiro a conocer una mujer, loca a veces, a veces tierna, una mujer con la que pueda hablar como lo hago conmigo mismo en mi cabeza, hablar de nuestros sueños, anhelos, formar un camino juntos, yo creo estar preparado, pero la verdadera pregunta es: ¿realmente estoy preparado? No se que me respondería yo mismo, pero creo que sólo experimentado la situación, podría dar con las experiencias que vivo, la respuesta..
Cuando empecé a escribir esto, no sabía ni de que que iba a hablar, idealizaba que me saldría uno de esos textos que hacen una revelación profunda, y simplemente salió esto, un texto que creo que ni a mi mismo me atraera cuando despierte en la mañana, pero que tiene lo que mi cabeza quiere expresar realmente, es mi inconsciente hablando por mi, yo solo soy el instrumento que escribe y es maravillóso ver que está palabras que ahora me suenan tan profundas, mañana sólo serán palabras sin sentido.

Comentarios1

  • TristezaDesenfrenada

    Quizás no logré atraerte a ti en la mañana tu texto, pero en estos momentos a esta lectora la cautivo profundamente. Tus palabras tan básicas han logrado formular un escrito que nubla mis pensamientos ajenos y solo contempla el cómo se sentirá el amor.

    • Romeo bajo la luna

      Muchas gracias por tus palabras, realmente sólo escribo por impulso, sin pensar si queda bien o no, sólo escribo lo que estoy sintiendo, y es igual en todo lo que escribo. Que una lectora se sienta identificada, me hace muy feliz, gracias, realmente estoy muy agradecido por tus palabras



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.