p6g5n

Rosas

Acaricié la rama del rosal

cerrando el puño con rabia,

para mezclar la sangre de mi mano

con la sangre de su savia.

 

Después, poniendo carne de mi carne

en el troncón de la planta...

aboné sus rosas rojas

con los restos de mi alma,

y para que no pudiese 

de mis ojos ver las lágrimas

me fuí marchado en silencio

caminando del brazo del alba.

 

Poco a poco, el sendero del rosal se está 

poniendo gris, como polvo de plata,

y frío como mis noches,

y lento como el tiempo cansado que pasa,

y ahora, ni siquiera ya conozco, por qué 

no me conduce a la puerta de su casa.

 

Quizás...porque al igual

que el viento dobla al junco...

mi voz se va quebrando en mi garganta,

pero que no olvide...nunca...

que al rosal de las rosas rojas,

solo, y solo por ella...

le regué con mi sangre sus raíces de plata.

 

                                                      J.C.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios3

  • Mareth

    Hermoso poema sinceramente

  • p6g5n

    Gracias por el comentario. He leído alguno de los tuyos; tocan a la fibra más sensible. son muy hermosos. También vi algo de ti y esos 15 años que figuran en tu ficha me suenan a error, porque en tus poemas veo una mayor madurez.
    A la vista de tus poemas quizás no diste con la persona adecuada, pero con tan poca edad encontraras antes o despues quien llene tu vida. Sigue escribiendo. Si en los mios lees "mujer" veras como hay muchos que os valoran como se debe. Solo se trata de encontrar esa sensibilidad que por desgracia algunos no entienden. Sigue escribiendo. ¿ Y de verdad solo 15 años?- Es curioso. J.C.

  • anbel

    Precioso 👒



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.