Eduh Siqueiros

En el renacimiento de un nuevo yo

En mis barruntos infundados intuyo,

que en mi afán de recorrer la vida desespero,

tratando a veces de soslayar mi suerte

y repetidas ocasiones en mi misión no avanzo

cuando pienso fatídicamente en un final,

he ahí el origen de lo que me propicia agonía,

porque le endilgo a la muerte lo nefasto,

morirse es una transición y no final ruin,

es un «matar» a la integridad errática

que he moldeado con paradigmas del mundo,

muerto ya he sido en varias ocasiones;

muerto ya he sido y me he revivificado

en el renacimiento de un nuevo yo,

conservando en mí lo bueno que descubrí,

sé incluso, cuando se llegue aquel día poco aceptable

en que pierda lo corpóreo, que trascenderé

a lo etéreo… así creo, también en las cosas del amor,

que por amar y ser recibido, avanzo,

y que a mayor intensidad, más voy muriendo,

para revivificarme en la renovación,

esa que en el amor tiene su origen,

y que por eso intento vivir cada brevedad

sumido en la entrega, aunque a veces lo olvido

cuando me quedo en el mundo extraviado,

y necesito valorar otra vez en esta cosmovisión.

Comentarios2

  • Yamila Valenzuela

    Para eso estamos aquí; para vivir día a día las "pequeñas" Cosas, lo breve y alimentar el alma, teniéndola lista para el momento de partir.
    Muy buenas letras mi querido Eduh.
    Apapacho!

  • Milye Florian

    Sobre todo, el amor debe estar presente. Es la mejor manera de vivir plenamente.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.