Armando Cano

AÙN DUELE

 

Aún duele la herida
que nos causamos,
luna triste,
luna hermosa,
nostálgica luna mía.

Aún duele,
tú lo sabes;
aún duele el alma,
los sentidos,
y los sábados por la mañana,

Los desayunos sin ti,
y mi soledad, en mi fría y sola cama.
me duele mucho tu ausencia;
me llora el alma,
me llora.

Sin ti, luna,
sin ti,
está fría mi alma,
mi vida, mi almohada;
mi cama.

Sin ti, sin tus besos,
sin tus risas, tus excesos;
sin lo blanco de tus pechos,
sin tus ojos,
y el azul de la mañana.

sin ti, luna, sin ti,
está fría mi piel,
mi risa,
sin ti, luna, sin ti,
es muy fría
mi madrugada.

 

© Armando Cano.

 

Comentarios1

  • YA SABES QUIEN

    densa niebla que aprisiona
    guarda su esencia
    de tus letras
    sabe mucho la ausencia.

    Me gustó leerte.


    • Armando Cano

      Gracias!
      A la orden.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.