Xabier Abando

Tarde, pero naciste.

 

Celosos de tu luz resplandeciente,

los dioses te tuvieron retenida,

causando un gran retraso en tu venida

al mundo, que esperaba ya impaciente.

 

No hicieron que nacieras de la espuma,

como otra Venus que perdió los brazos;

entera y bella tú, de arriba a abajo,

de parto natural y digna cuna,

 

naciste al fin y daba gloria verte;

hasta hace poco tiempo, sin embargo,

mis ojos no tuvieron esa suerte.

 

Hoy puedo celebrar tu aniversario,

y hacer fervientes votos para verte

cumplir, en plena forma, muchos años.

 

© Xabier Abando, 30/11/2019

Ver métrica de este poema

Comentarios2

  • Flor de otoño

    Un placer leerte de nuevo Xabier. Belleza en tus versos poeta. FELICITACIONES. Un abrazo.

    Flor de otoño

    • Xabier Abando

      El placer es mío. Un abrazo.

    • Mauro Enrique Lopez Z.

      Xabier pase por tu portal a leerte y me alegra saludo mil abrazo para ti mi amigo de letras



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.