Ben-.

La voz que surge de dentro-.

Me importan este bosque

en penumbra, esta línea

sin reflejo, este cansancio

de austero, y este porvenir

enmudecido. Me importa

este lavadero impúdico,

donde lavo mis vergüenzas,

y trepo a las estrellas, en tierras

de luciérnagas. Los sapos,

amigos míos, crujen a mi paso,

suelo pisarlos y desmembrar

sus pieles, derrotadas por el peso

de la tormenta.

Me importan este aliento soporífero

este huracán trasnochado, esta forma

de ir muriendo, sin percances ni incidentes

ni gracias ni sortilegios.

Me importan estos tres elementos:

tierra y mar y aire y adentro, muy adentro.

Del mar a sotavento, adentro, muy adentro!

 

©

Comentarios2

  • kavanarudén

    Excelente amigo querido.
    Pude cruzar ese bosque, la penumbra, con sus olores y colores incluidos. Tiara, mar, aire que dan vida y viven en lo profundo de tu ser.
    Un placer leerte
    Kavi

    • Ben-.

      Gracias amigo Kavi, por tu querencia hacia mi poesía, un abrazo recibe pronto!

    • Toqui

      Un poema verdadero.
      Saludos

      • Ben-.

        Gracias, un saludo Tokki!



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.