Daniel Memmo

POEMA PRESTADO de Pajarillo (Ramiro)

Corre el vino por las grietas

que en mis labios

abrió el viento.

Las horas se deslizan furtivas;

se queda el pino solo

con los brazos abiertos

en la carretera.

 

Entero me sostiene

y acompaña

sólo un sueño.

 

Ahuyento los grillos,

las sombras: la tristeza,

que vuelven puntuales

noche a noche.

 

No siento aquí mi espíritu,

veo otro cielo y otras caras

que ayer vestí de olvido; esto es

un final sin fin. La noche

se dispone a ofrendar su luto,

yo, a invocar tu nombre.

 

Viene y vuelve y va

mi alma

a seguir buscando tu presencia

hoy conmigo

en la distancia.

 

Ahora que te meces

en la ola blanca

de mi pensamiento,

el vino en mi copa me sabe

a la sal de tu llanto:

al calor de tu pecho.

Comentarios5

  • Samantha Sanz

    Esta muy bello el poema 🤔
    Voy a almorzar, tengo hambre y así no puedo pensar.

    • Daniel Memmo

      Que tenga buen provecho Samy, con la panza llena siempre se piensa mejor.
      Abrazo grande

      • Daniel Memmo

        Le debo ese dato jajajaja

      • Hay 5 comentarios más

      • Gisela Guillén

        Y yo solo se que es un lindo poema

        • Daniel Memmo

          tal vez sea lo mas importante

          • Samantha Sanz

            Coincido contigo mi Gise, el poema es bellísimo.

          • Texi

            Yo lo habia leido antes, de eso no me cabe la menor duda ...Saludos

          • JoseAn100

            Me ha gustado el poema.😉

            • Daniel Memmo

              Me alegro Jose, es muy lindo poema
              Abrazo grande!!

            • María Isiszkt

              Muy bello el poema, gracias Daniel por compartir a pajarillo
              Un abrazo

              • Daniel Memmo

                Es un lujo compartir el poema de este gran poeta.
                Abrazo grande María.



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.