Julio Noel

Verde era el prado como tu mirada

Verde era el prado como tu mirada,

verdes tus ojos como verdemar,

si verdes no fueran no podría amar

tu faz de serafín tan delicada.

 

Tú naciste para ser adorada,

de tus bellos ojos se prendó el mar,

yo de ti no me podría enamorar

si tú no fueras tan inmaculada.

 

Tus lindos ojos son dos verdes gemas

que me sedujeron cuando te vi;

en mi corazón clavaron dos saetas

 

transformándose en los firmes emblemas

de mi inquebrantable amor por ti,

si tú, indolente, mi amor no vetas

 

Canciones de amor.

Comentarios1

  • Luis Estable

    Creo que el primer verso no encaja en el poema. Le das adjetivo-persona al prado. Pero el poema no tiene nada que ver con el. El solo esta en esa linea y se desvanece en el tratado del poema. Todo el poema es la amada en comparacion con algo.

    • Julio Noel

      Gracias por tu crítica, Luis, pero en el primer verso tienes que ver una sinécdoque, lo concreto por lo abstracto, puesta así para lograr la rima del primer verso con el cuarto. Es la mirada por el prado. Deberías leerlo: "Tu mirada era verde como el prado". Y la mirada sí que hace referencia a la amada.
      Un abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.